Lo más visto.

Me enseñaste.

sábado, 18 de mayo de 2019

Dichosa soledad.

Andaba algo alterada por la reciente reflexión que le incurcó un filósofo. Leyó en un artículo de periódico viejo que tenía perdido en un cajón en el desván.

Sé dió cuenta, que había transcurrido mucho tiempo desde que se mudó. Su casa de la playa, su lugar para reflexionar sobre la vida,la gente, los amigos, la amistad y la soledad.

En el artículo el filósofo planteaba una reflexión que venía a colación con su estado emocional. Decía así: "¿Estar sólo o elegir la soledad?. Estar sola era para ella vivir acompañada pero no sentir cercanía emocional de nadie. Mientras que elegir la soledad confería un poder especial de control, de valentía y de profundo fracaso, social y relacional.

¿Qué sucederá si la enfermedad se apodera de ti?. Compartir y hacerte responsable de convivir te convierte en esclava de otros u otras?. Elegir estar solo puede ser un problema o una elección, un arrepentimiento o una comodidad?. Si la edad te alcanza, te sentirás vencedora?....

...

sábado, 11 de mayo de 2019

No.

Simplemente.
Constantemente.
De día y de noche.
Feliz y triste.
Real y soñado.
Visible e incluso invisible.
No es no.

Ni el tiempo nos cura.

No me importa.

No me importa.

No el tiempo ni la distancia.

No, no me importa ni preocupa.

Mi alma vacía se llena de ti cuando te recuerdo.

Se llena espontánea y fugazmente de tu olor, de tus manos de terciopelo, de tu vida rocosa, pero amable y tranquila y dulce.

¿Fué feliz?, me pregunto mi eco. Indudable y rápida respuesta. Fué frío aliento de dolor e impotencia.

Allí nunca habtitó flor en fértil tierra. Allí el olor suave de amor y comprensión serena, nunca germinó.

Allí, sólo hubo obediencia, silencio y remordimientos de libertad perdida.

Cuando se nos iba a la eternidad, en esos fríos días de marzo, se atrevió a gritar y romper ataduras invisibles, se atrevió a maldecir, a llorar y arrojar semillas sin germinar. Se atrevió a maldecir al jardín, al huérfano y bonito jardín.

Hoy sin jardín, el jardinero se lamenta. Llora el tiempo, las semillas rotas y vacías.

Hoy el dolor y las malas hierva han florecido.

Hoy, estamos muertos y vivos. Hoy eres nuestra alma y recuerdo.

jueves, 9 de mayo de 2019

Desde hace mucho tiempo.

Desde aquella noche te recuerdo con más ahínco.
Recuerdo invisibles de frío y juegos, de ímpetu y amigos, de loca y  estrellada sorpresa. De escusas y apuestas perdidas.

Volver a volver es empezar de nuevo.
Horizonte tenue, luz de esperanza, fuerza de ti, de sonreír y escuchar, de mirar y estar sólos,  como  amapolas en el trigo.

Tu halo es triunfal, radiante, y brillante.

Yo soy tallo, todo tallo, tú eres la flor, la visible, la luz que provoca la belleza.

Y no te olvides, el jardín está lleno de ilusión, de un clavel y una rosa, de ti y de mi, de futuro cuidado, de proyectos y Sevilla.

martes, 30 de abril de 2019

Me gusta morir cada vez...

Me gusta morir cada vez que te veo.

Me gusta morir cada vez que veo  tu sonrisa,besar tu mirada y oler tus recuerdos.

Me gusta morir, porque cada vez que muero, te siento viva, alegre, feliz.

Me gusta morir y dejarte de sentir, pues ahí está el sentimiento de nuestra distancia.

Me gusta morir, y morir, hasta que no tenga fuerzas de oler tus recuerdos.

domingo, 21 de abril de 2019

Brotes.

Tenía por costumbre pedirme que le acompañara a cortar unas rosas.
Lo disfrutaba profundamente. Al tiempo nos dolía, sabíamos que se nos acababan las oportunidades.

Este año, como brotan las flores, brotó mi necesidad. Me acompañaba en silencio, como siempre hizo. Este año se las llevé a su tumba fría y mi lágrimas ardiendo de dolor se extremecian. Aún me quedan quejidos de alimento y recuerdos....

Aún nos quedan primaveras.

miércoles, 27 de febrero de 2019

Me ignoras.

Me ignoras profundamente.
Me odias y me lamentas.
Pero siempre serás la amapola de mi desierto. Allí hay vida. Y recuerdo.

Tristeza con una gran sonrisa, rubia y divertida.
Pero el tiempo mató al amigo, a la sinceridad, a la verdad pensada con el corazón.
Pudo la tenaz frialdad. Pudo el odio, el olvido, la indiferencia...

Pudo, pero sólo temporalmente, pues en nuestras mentes, imborrables recuerdos existen, y una pizca de arrebato incontrolable que prefiere gritar. Gritar en este tiempo actual, el dolor de un alma, un corazón destrozado y roto y muerto.

sábado, 16 de febrero de 2019

Amargura de ti.

La amargura me nace del amor.
El amor me hace infeliz. 
La infelicidad y la amargura me hacen a mi. Y mientras yo me muero por ti, 
Tú, orgullosa. Tu, quieta y  afable, misteriosa cuán tiempo parado en el reloj estropeado. Así, así la vida es un sinfín, una larga espera sin tiempo, sin ti. YO, yo Dios así no quiero vivir.

Bkeriano.


SEGUIR A BÉCQUER GA