Etiquetas

jueves, 30 de agosto de 2018

No hay dos sin tres...

...ni falta que hace, pues tres tropiezos serían mucho para ser tan frágil como sensible. Cenizas y despojos de alma triste y ruin. Tu piedra eres, insensible y dura gota de agua en el desierto del jardín del poeta. Flor petrificada, vestigios de amistad rota por la indiferencia y soberbia.
No, no es reprochable lo que se amó, lo que hizo feliz, lo que hizo sonreír y sentir acelerar el pulso.
Camino dejado atrás, horizonte nuevo levantado de mis trozos de alma. Alma transparente y sincera. Alma vilmente castigada por dolor de la vida que se fué...socorro sin respuesta...
Respuestas inexistentes. Inexistente tu existencia. Tu existencia sin mi.
Sin rencor. Con olvido. Te brindo futuro y un nuevo jardín.
Gracias, no podría expresar sensibilidad sin destrozos por ti provocados.
Gracias amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto.

Me enseñaste.

SEGUIR A BÉCQUER GA