Lo último de Bécquer GA.

23 de Septiembre. El principio del fin.

Valeriano Domínguez Bastida. Murió en Madrid el 23 de septiembre de 1870. Valeriano y sus siete hermanos se quedaron huérfanos de padre y m...

LO MÁS VISTO DE Bkeriano.es

martes, 4 de agosto de 2020

Llagas en el alma.


Llagas en el alma. 
Veritas filias temporis. 
La hija. 


Y mi amor.
Y mi amor?.
Mi amor por ti, por tu perfume olor a terciopelo...
Mi amor por ti, por tu mirada sincera.


Olas de olvido y dolor.
Olas que chocan sin consuelo en ti.
Y mi amor?.
Y mi amor.


Fugaz, errante y llorón quejio.
Fugaz infinito, silencio y deseo.
Rocío con olor a ti.
Rocío y recuerdos.


lunes, 3 de agosto de 2020

Calma y rubor de ti.

Ya no es lo mismo.
Ya no duele tanto. 

El tiempo cura. Eso dicen. 
El tiempo olvida. Eso dicen.

Ya no creo en ti. 
Ya no creo en mi.

Olvido y silencio. 
Olvido y calma.

Como el aire fresco de la madrugada. 
Como el aire fresco de la noche oscura. 

Olvido fresco de llagas de olor y daño.
Olvido explicable  de ti y de mi.

Nunca habrá cura, el olvido no se cura.

Como nosotros, nunca fuimos mas que figuraciones de hipocresía y frio.


jueves, 4 de junio de 2020

Alta traición.

RIMA XLVI

Me ha herido recatándose en las sombras,
sellando con un beso su traición.
Los brazos me echó al cuello y por la espalda
partióme a sangre fría el corazón.
Y ella prosigue alegre su camino,
feliz, risueña, impávida. ¿Y por qué?
Porque no brota sangre de la herida,
porque el muerto está en pie.

lunes, 25 de mayo de 2020

Mon ame a son secret...

Mon ame a son secret…

La luz de tu sonrisa .

Caminando por el sendero, una luz me atravesó.
Furor provocador, mirada alta, sonrisa del alma y silencio.
Diálogos sinceros, y confianza rauda, encuentro extraño y latir veloz.
Pero la fugaz la conciencia, martillo vital me la arrebató.
Yo nada quería, mas que agitar el alma mía. Rota por mi desdicha, y por traición. 
Confundió sensibilidad y bondad, pura y limpia, y eso me dolió. No quiero castillos en el aire, ni princesas encantadas, ni aplausos ni clamor.  Sólo confianza y un Mar sanador.

Yo nada quería, mas que relajar el alma mía, hastiada y rota. Recuperar la sonrisa, por mil batallas perdidas, resucitar a la poesía muerta y fría.
 
Yo nada quería, solo cuidar la flor, mi Mar fugaz y esperanzador. Recuperar la entrañas mías, dispersas y  rotas, pero vivas y palpitante.
 
Yo nada quería, pero solo levantar la cabeza, y dejar mis pesadillas, recuperar "mi niño", aquel chiquillo indefenso y miedoso, aquel "juanillo" sin regazo real.

A pesar de que nada quería, golpe seco, anodino y abundante me propinó. Mas no puedo quejarme, pues algo sanó, y  aunque sigue enferma el mía, tiene otro color. 
 
Recuperar yo quiero, sin ira y sin violencia, mi sonrisa y buen humor. Puedo, y debo gracias a tu amable visión.
Cruel  camino, ensangrentados pies, caminante errante  y cansado y con sed. No te pido, no te lloro, no te imploro, no te niego tu sonrisa, ni tu mirada "irreal", quieta y azul.

Mi catarsis es innata, simple contemplador. Sentado estoy en el camino, taciturno y pensador,  esperando a mi mejor versión. 
 
Acepto tu distancia, y cercana armonía, tu sonrisa, tu perfume, tu amabilidad extrema  y tu buen humor.

Abierto de par en par está mi corazón, pero sin rencor, con amistad sincera, así te quiero yo. 
Hastiado el caminante, y apagado el camino quedó. Y yo como antes, pero con tu mirada  y tu voz. Mas todos lleno de colores y un buen sabor.
Gracias mi flor, mi poesía lejana, real en la imaginación, perfecta y secreta.
 
azulmar.



lunes, 7 de octubre de 2019

Dolor pararelo.

Tus manos.
Madre, tus manos y tú mirada.
Madre, tu voz y tu cariño.
Tus manos.


Amapolas de ti brotan.
Amapolas de ti, sueños eternos.
Recuerdo sincero, dolor perpetuo.
Recuerdo y dolor, dolor de amor.


Madre, tus manos.
Tu lugar de encierro, mi tortura.
Tu lugar en mi corazón y mi amapola.
Madre, tus manos.


sábado, 10 de agosto de 2019

MAS

Como se arranca el hierro de una herida   
 su amor de las entrañas me arranqué,   
aunque sentí al hacerlo que la vida   
me arrancaba con él.   
Del altar que le alcé en el alma mía   
la voluntad su imagen arrojó,    
 y la luz de la fe que en ella ardía    
ante el ara desierta se apagó.   
Aún para combatir mi firme empeño   
viene a mi mente su visión tenaz...   
Cuándo podré dormir con ese sueño   
en que acaba el soñar!

domingo, 4 de agosto de 2019

RIMA XXVII

RIMA XXVII..

    Despierta, tiemblo al mirarte;
dormida, me atrevo a verte;
por eso, alma de mi alma,
yo velo mientras tú duermes. 

Despierta ríes, y al reír, tus labios
       inquietos me parecen
relámpago de grana que serpean
            sobre un cielo de nieve.

Dormida, los extremos de tu boca
            pliega sonrisa leve.
Süave como el rastro luminoso
            que deja un sol que muere...
             "¡Duerme¡"

      Despierta miras, y al mirar, tus ojos
           húmedos resplandecen
como la onda azul, en cuya cresta
            chispeando el sol hiere
.
    Al través de tus párpados, dormida,
            tranquilo fulgor viertes,
cual derrama de luz templado rayo
            lámpara transparente...
             "¡Duerme!"

     Despierta hablas, y al hablar, vibrantes,
             tus palabras parecen
lluvias de perlas que en dorada copa
           se derraman a torrentes.

      Dormida, en el murmullo de tu aliento
            acompasado y tenue
escucho yo un poema, que mi alma
             enamorada entiende...
             "¡Duerme!"

             Sobre el corazón la mano
        he puesto porque no suene
        su latido, y de la noche
        turbe la calma solemne.

           De tu balcón las persianas
       cerré ya, porque no entre
       el resplandor enojoso
       de la aurora y te despierte...
        "¡Duerme!"
       
        GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER..

lunes, 22 de julio de 2019

Voz pálida.

Cuando mi voz, pálida, muerta y sin sonido, se escuche. Me recordarás como alguien especial. Una persona distinta. Tal vez, entonces, tengas piedad y compresión de mi. Entenderás mis "porqués". Entonces estaré feliz y muerto. Alegre y vivo el otro mundo.


Yo hoy, desde este cruel y absurdo mundo, te agradezco tus palabras.

bkeriano.es

miércoles, 3 de julio de 2019

Ha llegado tu final.

Ha llegado el momento.
Maldita.
Soy libre de ti.

Maldita mariposa traicionera. Vuela, disfruta de tus alas y tu alma muerta y fría y odiada, olvidada y perdedora miserable. Y el mundo es mejor sin ti, sin tus recuerdos con tu silencio de hielo y amenaza. A la tumba... A la tumba me llevaré la dulce venganza de esperarte allí de donde nadie vuelve. Hades y su infierno serán tu mejor momento. Disfrútelo.

jueves, 27 de junio de 2019

Enamorarse

Pero si enamorarse es gratis!!!! .

Enamorense de todo;
de las personas, de las flores, los sentimientos, las emociones, los buenos gestos, los buenos momentos...enamorense, de la vida por dios, que son dos días.

Y dejen para después el sufrimiento, el dolor. Piense en ese "objeto" de vuestro amor, rían, sonrían, disfruten....vivan, dejen brotar las emociones, sin derramarlas, dejen palpitar su corazón, dejen a la imaginación fluir libremente, vivan como si de un sueño, un bonito sueño, se tratase.

Vivan, vivan, enamorense.

Y rían, sueñen y luchen. Luchen por el amor, por las emociones y los sentimientos.

sábado, 22 de junio de 2019

Rima XXXVII

Antes que tu me moriré.

Antes que tú me moriré: escondido
en las entrañas ya
el hierro llevo con que abrió tu mano
la ancha herida mortal.

Antes que tú me moriré: y mi espíritu,
en su empeño tenaz
se sentará a las puertas de la Muerte,
que llames a esperar.

Con las horas los días, con los días
los años volarán,
y a aquella puerta llamarás al cabo.
¿Quién deja de llamar?

Entonces que tu culpa y tus despojos
la tierra guardará,
lavándote en las ondas de la muerte
como en otro Jordán.

Allí, donde el murmullo de la vida
temblando a morir va,
como la ola que a la playa viene
silenciosa a expirar.

Allí donde el sepulcro que se cierra
abre una eternidad,
todo lo que los dos hemos callado
lo tenemos que hablar.

Gustavo Adolfo Becquer (1836-1870)

martes, 18 de junio de 2019

Enamorarse...

Enamorarse nunca es una locura.

LXVIII

LXVIII
No sé lo que he soñado
en la noche pasada.
Triste, muy triste debió ser el sueño,
pues despierto la angustia me duraba.
Noté al incorporarme
húmeda la almohada,
y por primera vez sentí al notarlo
de un amargo placer henchirse el alma.
Triste cosa es el sueño
que llanto nos arranca,
mas tengo en mi tristeza una alegría...
¡Sé que aún me quedan lágrimas!


martes, 21 de mayo de 2019

Por fin.

Muerta estás en mi.
Maldita insolente, necia e hipócrita luz.
Maldigo maldecir tu nefasto recuerdo.
Maldigo mi corazón.
Maldigo el tiempo, el que perdí observándote, contemplando la sorisa falsa y letal, de olor a muerte, odio y funesto abrazo.
Por fin... El olvido y la muerte dará justicia al dolor del recuerdo.

Por fin, FIN.

sábado, 18 de mayo de 2019

Dichosa soledad.

Andaba algo alterada por la reciente reflexión que le inculcó un filósofo. Leyó en un artículo de periódico viejo que tenía perdido en un cajón en el desván.

Sé dió cuenta, que había transcurrido mucho tiempo desde que se mudó. Su casa de la playa, su lugar para reflexionar sobre la vida,la gente, los amigos, la amistad y la soledad.

En el artículo el filósofo planteaba una reflexión que venía a colación con su estado emocional. Decía así: "¿Estar sólo o elegir la soledad?. Estar sola era para ella vivir acompañada pero no sentir cercanía emocional de nadie. Mientras que elegir la soledad confería un poder especial de control, de valentía y de profundo fracaso, social y relacional.

¿Qué sucederá si la enfermedad se apodera de ti?. Compartir y hacerte responsable de convivir te convierte en esclava de otros u otras?. Elegir estar solo puede ser un problema o una elección, un arrepentimiento o una comodidad?. Si la edad te alcanza, te sentirás vencedora?....

...

sábado, 11 de mayo de 2019

No.

Simplemente.
Constantemente.
De día y de noche.
Feliz y triste.
Real y soñado.
Visible e incluso invisible.
No es no.

Ni el tiempo nos cura.

No me importa.

No me importa.

No el tiempo ni la distancia.

No, no me importa ni preocupa.

Mi alma vacía se llena de ti cuando te recuerdo.

Se llena espontánea y fugazmente de tu olor, de tus manos de terciopelo, de tu vida rocosa, pero amable y tranquila y dulce.

¿Fué feliz?, me pregunto mi eco. Indudable y rápida respuesta. Fué frío aliento de dolor e impotencia.

Allí nunca habtitó flor en fértil tierra. Allí el olor suave de amor y comprensión serena, nunca germinó.

Allí, sólo hubo obediencia, silencio y remordimientos de libertad perdida.

Cuando se nos iba a la eternidad, en esos fríos días de marzo, se atrevió a gritar y romper ataduras invisibles, se atrevió a maldecir, a llorar y arrojar semillas sin germinar. Se atrevió a maldecir al jardín, al huérfano y bonito jardín.

Hoy sin jardín, el jardinero se lamenta. Llora el tiempo, las semillas rotas y vacías.

Hoy el dolor y las malas hierva han florecido.

Hoy, estamos muertos y vivos. Hoy eres nuestra alma y recuerdo.