viernes, 28 de septiembre de 2018

No. No vengáis...

Esos que os creéis amigos.
No, no vengáis a curar las heridas.
No, no vengáis a cumplir en mi despedida.
Seguid ahí. Seguid ignorando mis súplicas, mis dolorosos y tristes gritos silenciosos.
Seguid ahí. Seguid hasta que vuestra alma encuentre ruina...hasta que la rueda del tiempo os haga sentir ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto.

Me enseñaste.