Lo último de Bécquer GA.

23 de Septiembre. El principio del fin.

Valeriano Domínguez Bastida. Murió en Madrid el 23 de septiembre de 1870. Valeriano y sus siete hermanos se quedaron huérfanos de padre y m...

LO MÁS VISTO DE Bkeriano.es

sábado, 29 de septiembre de 2018

Antes que tu me moriré...

Antes que tú me moriré: escondido
en las entrañas ya
el hierro llevo con que abrió tu mano
la ancha herida mortal.

Antes que tú me moriré: y mi espíritu,
en su empeño tenaz,
sentándose a las puertas de la muerte,
allí te esperará.

Con las horas los días, con los días
los años volarán,
y a aquella puerta llamarás al cabo...
¿Quién deja de llamar?

Entonces que tu culpa y tus despojos
la tierra guardará,
lavándote en las ondas de la muerte
como en otro Jordán.

Allí, donde el murmullo de la vida
temblando a morir va,
como la ola que a la playa viene
silenciosa a expirar.

Allí donde el sepulcro que se cierra
abre una eternidad...
¡Todo lo que los dos hemos callado
lo tenemos que hablar!

viernes, 28 de septiembre de 2018

No. No vengáis...

Esos que os creéis amigos.
No, no vengáis a curar las heridas.
No, no vengáis a cumplir en mi despedida.
Seguid ahí. Seguid ignorando mis súplicas, mis dolorosos y tristes gritos silenciosos.
Seguid ahí. Seguid hasta que vuestra alma encuentre ruina...hasta que la rueda del tiempo os haga sentir ...

martes, 4 de septiembre de 2018

Yo no se olvidar.

Yo no se olvidar como ella olvida.
Yo no se no querer...aunque sangren mis heridas.
Yo no se no llorar si no puedo olvidar.
Yo no  puedo dejar de querer.

Yo sólo quiero salir de este pellejo, este harapo de carne viva.
Yo sólo quiero irme, olvidar y no lo puedo evitar.
Yo sólo quiero escapar a la vida, a la tortura de querer y no poder olvidar.

Yo no quiero...

domingo, 2 de septiembre de 2018

Duerme.

Duerme sirena del sentir.
Duerme libre de sensibilidad y flores. Duerme y ronca, cuál ingnoratriz del amor verdadero.
Duerme bicha del olvido y roca sin forma. Aquellas colinas del horizonte te esperan.

Esperan sentado funesto pasado que harán crecer las flores en el desierto de tu sin razón.

Quietos.

Quietos!!. Todos callados. Aquí no se llora, aquí se celebra el funeral con abanicos y flores.
Quietos!!. Todos callados. Aquí no se está triste. Aquí celebramos el suicidio con pitos y clarines, con fuego y amapolas.
Quietos, todos callados. Que aquí se escucha respirar las amapolas con vientos de oscuridad y alegría.