Lo último de Bécquer GA.

Una mujer.

  Una mujer me ha envenenado el alma, otra mujer me ha envenenado el cuerpo; ninguna de las dos vino a buscarme, yo de ninguna de las dos me...

LO MÁS VISTO DE Bkeriano.es

lunes, 21 de mayo de 2018

¿Sabes tú?.

¿Sabes tú?.
Cuánta agua hay en la fuente de las lágrimas de mi flor perdida?.

Sabes tú ...cuánto dolor en el corazón  de cenizas de un hijo hay?.

Sabes tú...cuán de menos  te echo?.

Sabes tú...cuánto miedo tengo?.

Si,si. Es a ti. La que mira hacía el otro lado. La que me robó el alma. La fe, la alegría del alma mía. La que apagó la vida y se fue sin despedida. 


Dicen que el mundo es un absurdo que da vueltas en el vacío para asombro de sus habitantes...yo ...yo, ya ni forma parte de él. El mío es el inframundo. Condenado a reír en este miserable desierto en el que me habéis dejado. Rueda, él rueda, rueda en mi sobre mi cabeza, sobre mi alma y mi corazón.  El desconcierto, la frágil gota de veneno infeliz cae sin César el el reino de mis lágrimas. 

Rogué de rodillas a dioses, diosas, hadas....


Rogué un poco de piedad en el azote del desconsuelo...nada, no pudo ser. Continúa la indiferencia e incomprensión...la sin razón....eso que llaman amor.

Respiré profundo aire libre y mis entrañas consiguieron fuerzas para seguir padeciendo dolor infinito. Las lágrimas secas siguen brotando por el silencioso  futuro...

Es una pregunta. Ya. Y la mejor respuesta es ...la muerte.


martes, 20 de febrero de 2018

POEMA DEL RENUNCIAMIENTO.

RENUNCIAMIENTO


Pasarás por mi vida sin saber que pasaste,
pasaras en silencio por mi amor, y al pasar,
fingiré una sonrisa con un dulce contraste
del dolor de quererte...y jamás lo sabrás.

Soñaré con el nacer virginal de tu frente,
soñaré con tus ojos de esmeralda de mar,
soñaré con tus labios desesperadamente,
soñaré con tus besos... y jamás lo sabrás.

Yo te amaré en silencio, como algo inaccesible,
como un sueño que nunca llegaré a realizar,
y el lejano perfume de mi amor imposible,
rozará tus cabellos … y jamás lo sabrás.

Y si un día una lágrima denuncia mi tormento,
el tormento infinito que te debo ocultar,
te diré sonriente; “no es nada, ha sido el viento”,
me secaré las lágrimas...y jamás lo sabrás.

Puedo tocar tu mano sin que tiemble la mía,
y no volver el rostro para verte pasar.
Puedo apretar mis labios un día tras otro...
y no te puedo olvidar.

Puedo mirar tus ojos y hablar frívolamente,
casi aburridamente sobre un tema vulgar,
Puedo decir tu nombre con voz indiferente...
y no te puedo olvidar.

Puedo estar a tu lado como si no estuviera,
y encontrarte cien veces, casi como al azar.
Puedo verte con otro sin suspirar siquiera...
y no te puedo olvidar.

Ya ves: tú no sospechas este amargo secreto,
más amargo y profundo que el secreto del mar,
ya que puedo dejarte de amar y sin embargo...


NO TE PUEDO OLVIDAR.

AUTOR: desconocido.

sábado, 3 de febrero de 2018

Poesía rota

...muerta antes de nacer.
Antes de nacer por la muerta musa.
Antes de nacer por el placer y la escusa.
Antes de ser vil y cobarde e ilusa.

Vete, vete, vente de   aquí, miserable.

Deja de mirar que hieren tus suspiros, matan tus palabras, humillan tus silencios.


Odio al odio que generas sin sentir la belleza del amor sincero, tierno, simple y transparente.


Odio todo el tiempo empleado, odio ser objeto secreto. Odio ser juguete caprichoso, vulgar y roto.

Adiós, adiós para siempre, muerta estás en mi mente. 

Maldito corazón cabezón. Maldita entrega altruista. Maldita sinceridad. Maldito yo, maldito yo por sentir amor, por sentir emoción, entrega, sentimientos infinitos...

Y no te olvides, nunca, nunca, nunca jamás, NO es frustración olvidarte, alejarte, y borrarte...ES SUERTE.

jueves, 1 de febrero de 2018

Leyenda

https://youtu.be/zL6y0p11Ss0

Bécquer desconocido.

https://youtu.be/1Sc3iqZlu8w

Hoy, ayer. Mañana.

Hoy ha muerto en mi.
Hoy hielo en el corazón roto.
Hoy mi miedo es luctuoso.
Hoy furibundo estoy sin ti.

Ayer al compás sonaban.
Ayer sosegado respeto.
Ayer piropo coqueto.
Ayer al compás soñaban.

Mañana silencio insolente.
Mañana lágrimas con frialdad.
Mañana olvido presente.
Mañana injuria total.

Fingiendo realidades...

Fingiendo realidades 
con sombra vana, 
delante del Deseo 
va la Esperanza. 
Y sus mentiras, 
como el fénix, renacen 
de sus cenizas.


Página amiga.

https://www.poemas-del-alma.com/gustavo-adolfo-becquer.htm

bécquer in youtube.

https://youtu.be/UFzrLpFe6io

https://www.youtube.com/watch?v=rnyqRE0Deao

El mundo es un absurdo animado que rueda en el vacio para asombro de sus habitantes.

El mundo es un absurdo animado que rueda en el vacio para asombro de sus habitantes.

martes, 30 de enero de 2018

Ella es.

Ella es la constelación de mi corazón.
Ella es el secreto de mi desolación.
Ella es la sangre derramada en el rincón.
Ella es de lenta combustión.

Ella no es tiempo, es un temporal.
Ella es  primavera en otoño.
Ella es un sueño roto y silencio mortal.
Ella es olvido, olvido de verdad.

Tú, si tú, MAS.

Si lees y sientes y sabes MAS, comunícate, guiña y responde. 

Simplemente por tapar el olvido.

Duele pensar en ti.

Duele olvidarte.


Todo mi duele.

Todo mis recuerdos y sentimientos.

Duele no verte.

Duele verte caminar sin mirar atrás.

Duele. 

RIMA XLVIII. Como se arranca el hierro...

        RIMA XLVIII

  Como se arranca el hierro de una herida
su amor de las entrañas me arranqué;
aunque sentí al hacerlo que la vida
        ¡me arrancaba con él!

  Del altar que le alcé en el alma mía,
la voluntad su imagen arrojó;
y la luz de la fe que en ella ardía
ante el ara desierta se apagó.

  Aún para combatir mi firme empeño
viene a mi mente su visión tenaz...
¡Cuánto podré dormir con ese sueño
        en que acaba el soñar!
autógrafo

lunes, 29 de enero de 2018

Te quiero.

Te quiero.
En el cielo y en el suelo, te quiero.
En las noches frías y en los días soleados.
Te quiero.
En mis alegrías, en mis penas, te quiero.
Hasta cuando no me quiero, te quiero.
Te quiero cuando vivo, cuando muero, de amor o de recuerdo.
TE QUIERO.

domingo, 28 de enero de 2018

Rima LII

Olas gigantes que os rompéis bramando
en las playas desiertas y remotas,
envuelto entre la sábana de espumas,
¡llevadme con vosotras!
Ráfagas de huracán que arrebatáis
del alto bosque las marchitas hojas,
arrastrado en el ciego torbellino,
¡llevadme con vosotras!
Nube de tempestad que rompe el rayo
y en fuego ornáis las sangrientas orlas,
arrebatado entre la niebla oscura,
¡llevadme con vosotras!.
Llevadme, por piedad, a donde el vértigo
con la razón me arranque la memoria.
¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme
con mi dolor a solas!.

Rima LXVI


¿De dónde vengo?... El más horrible y áspero
de los senderos busca;
las huellas de unos pies ensangrentados
sobre la roca dura;
los despojos de un alma hecha jirones
en las zarzas agudas,
te dirán el camino
que conduce a mi cuna.

¿Adónde voy? El más sombrío y triste
de los páramos cruza,
valle de eternas nieves y de eternas
melancólicas brumas;
en donde esté una piedra solitaria
sin inscripción alguna,
donde habite el olvido,
allí estará mi tumba.

Rima LXV


Llegó la noche y no encontré un asilo;
y tuve sed ... ¡mis lágrimas bebí!
¡Y tuve hambre! ¡Los hinchados ojos
cerré para morir!

¿Estaba en un desierto? Aunque a mi oído
de las turbas llegaba el ronco hervir,
yo era huérfano y pobre... El mundo estaba
desierto... ¡para mí!

miércoles, 24 de enero de 2018

Orgullo herido.

Deja de latir corazón mío.
Deja de sentir con brío.
Silencio....sentir, amar y expresar.
Silencio... querer, soñar y hablar.
Son heridas frustrantes, horas distantes...
Silencio eterno, daño supremo.

No hay solución.

Hay solución. Hay «emoción».
 Hay química sin corazón.
Hay un par que laten al son.
Hay una razón, un muro que lo impide.
 
Un deseo, un pasado, un presente sin ausentes,
 un tú y un yo.
 Un horizonte, una flor entre un millón.
 Una esperanza, una silla en el salón ausente.
Un poeta errante, radiante disfrazado de amante.
Un amante fracasado por un instante.
 Una segunda vida ilusionante con amor,
tiempo y distancia impresionante.
 
 Ahí, ahí te espero: AMOR.

Ni en sueños.

Ni en sueños de realidad.
Ni en esta vida, ni en la eterna.
Ni en una novela, escrita por mi.
En mi jardín, ni una flor.

En mi corazón....Cosechas de infiernos infinitos,
 de penas y penas, de tristeza y eso es así.
No es destino,  es mi desdicha,
 mi cruz mi soledad,
 mi silencio.
En mi camino fatal y tortuoso,
 hay  alguien siembra el mal
sin parar en que ya no cabe más.